Dixit, un juego para toda la familia.

Hoy vamos a hablar de los juegos Dixit y Dixit Odissey.

Como podemos ver en las imágenes, nos encontramos ante dos juegos prácticamente iguales, ambos tienen 84 cartas con imágenes, marcadores de puntuación y poco más. Las cartas de uno y otro son diferentes pero el modo de juego es similar.

 

013B-Dixit odisey

La principal diferencia entre ellos es el número de jugadores, con el Dixit original podrán jugar hasta 6 jugadores mientras que con Dixit Odissey pueden jugar hasta 12 jugadores, preparado para rendir en las reuniones de amigos o familiares más numerosas.

El juego parte de una idea muy sencilla, que es poner título a las imágenes que aparecen en las diferentes cartas.

Al inicio de cada partida, se repartirán las cartas entre los jugadores y, en cada turno, un jugador elegirá una de sus cartas y le pondrá un título: una palabra, una frase corta…. El resto de jugadores elegirán, de entre sus cartas, una a la que le pueda servir ese mismo título. Se colocan todas las cartas boca – abajo sobre la mesa y se mezclan para no saber de quién es cada carta.

Después se voltean las cartas y se colocan de manera que se vean todos los dibujos. Cada jugador votará por la carta que cree que puso el jugador que está en su turno.

Cuando todos los jugadores hayan realizado su votación se desvela de qué jugador es cada carta. Para que el jugador que está en su turno reciba puntuación es necesario que haya conseguido alguno de los votos pero no todos. El resto de jugadores que hayan recibido algún voto también reciben puntuación.

El objetivo del jugador que pone el título es no dar un título demasiado obvio ni demasiado alejado de la imagen. Para recibir sólo algunos de los votos de la ronda.

Se seguirá jugando de la misma manera hasta el final de la partida. El jugador que consiga el mayor número de votos será el ganador.

Y hasta aquí el juego con sus normas “oficiales”, pero seguro que a más de uno se han ocurrido muchas dinámicas y juegos alternativos a realizar con estas cartas como por ejemplo:

Podemos pedirles a nuestros alumnos, a los niños de nuestro grupo… que inventen una historia uniendo varias de estas cartas, o que desarrollen una historia a partir de una única carta.

También podremos, en una reunión de un grupo de ocio y tiempo libre o en una reunión de amigos utilizar estas cartas para, por ejemplo, contar cómo nos hemos sentido en la situación o dinámica anterior, o para contar cómo venimos al evento que se vaya a realizar…

¿Qué más usos de este juego se os ocurren? No dudes en escribirlo en los comentarios.

Como decíamos de este juego han salido una gran cantidad de expansiones,  84 nuevas cartas en cada una de ellas para aumentar la diversión. Si pinchas AQUÍ podrás ver todas las expansiones de este juego que tenemos en El almacén de juegos.

 

Si quieres recibir las entradas del blog directamente en tu mail, rellena este sencillo formulario:

El Almacén de Juegos

El Almacén de Juegos

El juego para hablar sin palabras: Concept

Para hoy tenemos un juego que a mí, personalmente, me gusta mucho y me parece que tiene muchísimas posibilidades tanto a nivel escolar, como en casa, a nivel terapéutico, ya sea como psicólogo u optometrista e incluso para monitores de ocio y tiempo libre. El juego se llama Concept.

tablero juego de mesa concept

Tiene unas reglas muy sencillas que permiten largas horas de entretenimiento tras una corta explicación. Además es un juego en el que se pude decidir cuándo terminar, por lo tanto es una buena alternativa tanto para echar una tarde entera jugando como para ese ratillo de espera antes de un viaje o hasta que llegue el que siempre llega tarde. En la caja pone que dura unos 40 minutos, pero podremos adaptarlo a nuestras necesidades.

El objetivo del juego es describir una palabra, frase o idea utilizando una serie de iconos universales que se encuentran en el tablero de juego. Para ello nos ayudaremos de estas piezas de plástico.

juego concept piezas

Tenemos una interrogación, varias exclamaciones de distintos colores y unos cubitos de los colores de las piezas anteriores. Con la interrogación indicaremos cuál es la idea principal de lo que tenemos que definir y con las exclamaciones apoyaremos esta primera idea con otras secundarias que completen a la primera. Además, con los cubitos podremos añadir más información a las ideas señaladas con la pieza que tenga el mismo color.

Es un juego versátil que se puede jugar desde dos jugadores hasta todos los que se animen a ello. Aunque se recomienda que sean de 4 a 12 jugadores, esto también lo podremos adaptar. Lo dicho, un juego con múltiples opciones y muchos juegos posibles utilizando el material que aporta. Os propongo varias de ellas pero seguro que a más de uno ya se os ha ocurrido alguna más, no dudéis en ponerlas en los comentarios.

Os recomendamos estos usos:

- Trabajar la comunicación: Puede ser muy útil para contextos de terapia en psicología. Por ejemplo para trabajar la comunicación en la pareja o entre padre e hijo. Se pueden hacer tarjetas específicas con las actitudes o conceptos que se quieran trabajar y ver qué estrategias utiliza cada uno para llegar a definirlo y ver si la otra persona es capaz de entenderle.
Desde mi punto de vista, es un buen método para trabajar y mejorar la comunicación entre dos personas explorando otro medios para hacerse entender. De esta manera se les están dando la oportunidad de desarrollar nuevas estrategias de comunicación que podrán utilizar en sus día y día para explicarse y entender mejor a su pareja, padre, madre, hijo…

- Entrenar el pensamiento visual: También será un juego a tener en cuenta si queremos mejorar el pensamiento visual de nuestros hijos o pacientes. Muchas veces no resulta sencillo expresar con dibujos lo que tan claro tenemos en nuestra mente con palabras. El proceso de pasar un pensamiento a imágenes es una habilidad que podremos entrenar y mejorar para favorecerla y convertirla en una estrategia más a tener en el repertorio cognitivo para poder utilizarla en el día a día. Igual de importante será el proceso de convertir unas imágenes en una idea o concepto, una habilidad diferente a la anterior y que mejorará nuestra velocidad de procesamiento y capacidad de entender lo que vemos.

- Trabajar la inteligencia emocional: Por otro lado podrá servir también para trabajar la inteligencia emocional, para este particular podremos fabricar unas tarjetas con los sentimientos o demostraciones de sentimientos que queramos trabajar y observar cómo se comportan nuestros pacientes a la hora de definir o entender lo que el otro o los otros definen.

- Trabajo en grupos con adolescentes y jóvenes: Es una herramienta muy válida para los monitores y coordinadores que trabajen en campamentos o en actividades los fines de semana. Con él podéis trabajar casi cualquier cosa. Cosas como la comunicación o la inteligencia emocional ya descritos pueden ser trabajados también en los grupos. También podéis hacer dinámicas para que cuenten lo que esperan de los grupos, o lo que más les ha gustado de alguna actividad, qué van a hacer o han hecho el fin de semana o en vacaciones, qué es lo que más les preocupa del futuro, qué aspectos mejorarían en el grupo o las actividades…

Así, al tiempo que se trabajan otras cosas, les estáis dando oportunidades para que desarrollen su cerebro y creen nuevas estrategias para comunicarse y expresarse mejor o simplemente para que aprendan a saber lo que quieren decir.

juego de mesa concept partida

Y hasta aquí la entrada de esta semana, os invito a que dejéis en los comentarios qué os parece este juego y qué otras capacidades creéis que podemos trabajar con él.

Si quieres recibir mis entradas directamente en tu mail, rellena este formulario:

El Almacén de Juegos

El Almacén de Juegos