Juegos de Estrategia: La Fuga de Colditz, Cómo estrujar tu mente para escapar.

Para la entrada de hoy traemos un juego algo más complejo. Un juego de estrategia con el que estrujar nuestras mentes y mantenerlas en muy buena forma. Intentaré explicarlo de una manera sencilla para que lo entendamos rápido, ¡vamos a ello!

fuga-colditch-4

El juego de hoy es: “La fuga de Colditz“, un clásico entre los juegos temáticos que ha sabido mantenerse en el tiempo. En el tablero de juego tenemos el plano del Castillo de Colditz, cárcel durante la segunda guerra mundial. De la que tendremos que huir.

Este juego tiene cosas muy interesantes, por ejemplo, uno de los jugadores será el general de las tropas nazis, es decir, el carcelero, y el resto de jugadores dirigirán un grupo de presos, cada uno de un color diferente. Cada color simboliza una nacionalidad del bando aliado (azul – americano, rojo – británico, azul claro – francés, naranja – holandés y verde – polaco). Además, no es un juego en el que sabes cuándo empiezas pero no cuándo acabas, en este juego se marca la hora de terminar desde el principio. Si cuando se haya cumplido el tiempo ningún prisionero ha conseguido liberarse, el jugador que dirige las tropas de carceleros habrá ganado la partida. En caso de que algún jugador haya conseguido liberar a alguno de sus prisioneros, será el que más prisioneros haya liberado el que gane la partida.

         presos y cartas         caja

La partida comienza con todos los prisioneros en el patio de la cárcel, en la zona de recuento, y los oficiales nazis en sus puestos. Los “oficiales de evasión”, como se denominan a los jugadores que no dirigen las tropas nazis deben planificar su ruta de fuga y ver qué objetos necesitan, entre los obstáculos que se pueden encontrar hay murallas, alambradas, puertas cerradas… para los cuales necesitarán cuerdas, alicates, llaves… Tendrán que conseguir todos los objetos necesarios para su fuga (cartas de equipo que luego veremos) y una carta con el “kit de fuga” (que después explicaremos).

Comienza la partida, el primer oficial de evasión lanza sus dados y suma los puntos obtenidos, estos serán el número de casillas que podrá mover sus peones, puede mover tantos peones como quiera en cada turno siempre y cuando no se sobrepase el número total de puntos obtenidos en la tirada de dados. Si el resultado de los dados es 3, 7 u 11 el jugador podrá coger una carta de oportunidad si es un oficial de evasión o una carta de seguridad si es el oficial alemán. Tanto las cartas de oportunidad como las de seguridad nos darán alguna ventaja en nuestro turno y nos pondrán algo más fácil la huida, un material necesario para escapar, la posibilidad de descubrir un túnel y arrestar a los que estén en él…

tablero de juego

Además de estas cartas necesitaremos las cartas de equipo. Éstas nos permiten pasar por algunas casillas del tablero, por ejemplo, los alicates nos permitirán atravesar la alambrada, o la cuerda rebasar un muro. Para conseguir estas cartas necesitaremos tener dos prisioneros en la habitación que tenga el símbolo del equipo que necesitamos o, que estén en dos habitaciones diferentes con el  mismo símbolo. Para completar la huida, el oficial de evasión necesitará también una carta de kit de fuga, para asegurar el éxito de la misión. Sólo podrá conseguir una de estas cartas en cada partida que servirán para todos sus prisioneros. Se considera que un prisionero ha conseguido escapar cuando llega a un objetivo de evasión, que son unos círculos de colores que se encuentran fuera de los  muros de la prisión, y el jugador posee una carta de kit de fuga. En ese momento se retira el peón del tablero de juego y se coloca frente al oficial de evasión que ha conseguido sacarle de la cárcel.

Y con todos estos elementos y alguno más que dejo que descubráis si decidís haceros con el juego tendremos que planificar nuestra estrategia y conseguir nuestro objetivo. Los oficiales alemanes podrán arrestar prisioneros, registrar habitaciones… e incluso disparar a matar si algún prisionero está cerca de completar su escapada.

Os estareis preguntando si este juego nos permite desarrollar habilidades nuevas o mejorar las que tengamos algo atrofiadas. Vamos a verlo, con este juego trabajaremos las siguientes:

- Procesamiento global: Como en la mayoría de juegos de estrategia. En este juego necesitamos tener presentes el recorrido que hayamos elegido para nuestro peón, los equipos necesarios para completar ese camino, los lugares en los que recoger ese equipo, las posiciones de los peones negros acechando, que si sacamos dobles con los dados podremos liberar a los prisioneros que estén en las celdas, que si sacamos 3, 7 u 11 podremos coger una carta de oportunidad o seguridad… Todo a la vez en la cabeza, todo un reto para nuestra memoria RAM mantener todo en mente y poder hacer en cada ronda lo que resulte más beneficioso para nuestros peones.

Procesamiento secuencial: Aunque parezca algo contrario a la habilidad anterior, no es tanto contrario sino complementario. Es cierto que necesitaremos tener en cuenta todas esas cosas de las que hablábamos una líneas atrás. Pero tan importante como tenerlo todo presente es saber ordenarlo y entender qué cosas son más urgentes y cuáles necesitaremos después. Como en la vida misma, es importante saber secuenciar nuestras acciones para lograr ser lo más eficaces posibles. Por ejemplo, si sabemos que tenemos que ir a tres sitios, es importante ordenar bien estos tres sitios para planificar un orden lógico y tardar lo menos posible.

- Visualización y planificación: Estas dos habilidades, tan básicas en nuestro día a día, para ir a algún sitio, planear un viaje, una reforma en casa, los deberes del cole… Son la base necesaria para poder tener alguna posibilidad de éxito en este juego. Al inicio de cada partida tendremos que planear nuestro recorrido de escape y todas las cosas que necesitaremos para completarlo. Conseguiremos un buen entrenamiento de estas habilidades jugando a “La fuga de Colditz”.

- Creatividad: Podemos pensar que en juegos con tantas normas está todo ya planteado y queda poco espacio para crear e innovar. Nada más lejos de la realidad, en cada partida tendremos que crear nuestros recorridos de escape y nuestros pasos previos para poder completarlos. Todo ello sacado de la nada. No hay nada escrito, no hay una receta que seguir; sólo tenemos nuestra creatividad para imaginar la mejor solución a este problema que se nos plantea.

En conclusión, un juegos perfecto para pasar buenos ratos con los amigos o en familia y mantener nuestras mentes en forma. Una buena opción para separarnos de las nuevas tecnologías y volver a los clásicos juegos de mesa. Y esto es todo por hoy.

Te recuerdo que puedes conseguir este juego aprovechando la promoción que tenemos en este otros muchos juegos de Estrategia y expansiones de El Almacén de Juegos.

Descuento Juegos de Estrategia Junio 2016.001

 

Si quieres recibir las entradas del blog directamente en tu mail, rellena este sencillo formulario:

El Almacén de Juegos

El Almacén de Juegos

¡Hasta la próxima!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>