Juegos para disfrutar en familia

Hoy os traigo tres nuevos juegos que han llegado a nuestras estanterías esta semana. Son juegos sencillos, con pocas normas para poder aprovechar todo el tiempo en jugar y pasar un rato divertido, además de entrenar y mejorar nuestras habilidades visuales. Son juegos con los que podremos disfrutar en familia.

Vamos a ello:

 

Crazy Clack!

crazy_clack

Este juego está formado por 36 discos y 2 dados. Como se puede ver en la imagen de abajo, en cada uno de los discos hay tres dibujos, pueden tener la misma forma o color entre ellos o no.

crazy

Después de colocar todos los discos esparcidos por la mesa, tiraremos los dados. Tenemos un dado con los colores y otro dado con las formas. Al lanzarlos obtenemos una combinación única de color y forma que tendremos que buscar entre los discos. Por ejemplo, en la imagen anterior tendremos que coger todos los discos que tengan un flecha amarilla, sólo podemos usar una mano, cogeremos el primero que veamos y lo colocaremos por encima del próximo que queramos coger y… ¡clack! el imán hará el resto y los discos se irán pegando unos a otros formando una torre.

Cuando no queden más flechas amarillas volveremos a lanzar los dados y seguiremos jugando, con nuestra torre, del mismo modo, haciéndola cada vez más grande. Hasta que se acaben todos los discos.

Los dados tienen una cara en blanco cada uno de ellos. En caso de que saliera la cara blanca de uno de ellos, jugaremos haciendo caso sólo al otro dado. De manera que si sale “rojo” en el dado de los colores y “blanco” en el de los símbolos, podremos coger todos los discos que tengan un dibujo rojo, independientemente de la forma que tenga. Si sale “blanco” en los dos dados… ¡todos los discos valen!

El jugador que más discos tenga en su torre al final de la partida será el ganador.

 

Con este juego estamos entrenando, sobre todo, la figura fondo y los movimientos sacádicos. Todo el rato estaremos buscando una figura sobre un fondo repleto de información con diferentes colores y formas. “Saltaremos” con nuestros ojos de disco en disco buscando la combinación correcta.

También, de una manera muy básica, muy apropiada para los más peques, estamos trabajando el razonamiento lógico, tenemos que jugar con dos cualidades y tenemos que ser capaces de procesarlas por separado y buscar una o la otra.

 

Abejitas Zum Zum

abejitas_zum_zum

En este juego tenemos 6 abejitas de 6 colores diferentes, 6 paneles de miel y 36 cartas en las que puede aparecer una abejita de alguno de los 6 colores, un panal o un oso.

abejitas zum

Al inicio de la partida colocaremos cada abeja dentro de su panal de miel, intentando memorizar en qué panel está cada una de las abejas.

zum zum

Por turnos, se irán sacando las cartas, puede pasar una de estas 3 cosas:

Si has sacado una abeja, mira su color e intenta recordar bajo qué colmena estaba. Levanta la colmena que creas correcta, si la abeja de debajo es la que estabas buscando vuelve a taparla y llévate la colmena para colocarla frente a ti. Si no es el color que esperabas vuelve a tapar la abeja y deja el panal donde estaba.
Si crees que la abeja que buscas está en una de las colmenas de uno de tus contrincantes, levanta esa colmena y, si aciertas,  te quedas con su colmena. Por último si está en una de tus colmenas y la descubres correctamente, consigues un turno extra para seguir jugando.

Si sacas una colmena, ¡has tenido suerte! Coge una de las colmenas que haya en la mesa, sin mirar qué abeja hay debajo y colócala frente a ti. Si no quedan colmenas en la mesa, le puedes robar una a uno de tus adversarios.

Si sacas un oso… ¡qué mala suerte! Tendrás que devolver una de tus colmenas al centro de la mesa.

Ganará la partida el jugador que llegue a 4 colmenas frente a é. SI se acaban las cartas antes de que esto pase, ganará el jugador que más colmenas tenga en ese momento.

 

Con este juego estamos trabajando, sobre todo la memoria visual. ¿Serás capaz de recordar dónde está cada una de las abejas?

 

Serpentina

serpentina

Un juego de cartas rápido y sencillo. Podemos encontrar en cada una de las cartas, una cabeza, una cola o un trozo del cuerpo de la serpiente. Cada una de ellas de diferentes colores.

Serpentina_5

También hay dos cartas especiales que actúan como comodín y “casan” con todos los colores:

Serpentina_6

Al inicio de la partida tendremos que barajar todas las cartas, colocarlas en forma abanico, boca abajo, sobre la mesa y colocar una de ellas boca arriba en el centro. El primer jugador cogerá una de las cartas del abanico, si puede colocarla junto a la carta que está ya boca arriba lo hará, si no se puede, colocará la carta en otro lado de la mesa para que se pueda jugar con ella en alguna otra ronda.

El siguiente jugador hará lo mismo y, de esta manera, se irán alargando y completando las serpientes. Para que una serpiente esté completa tiene que tener cabeza, cola y, al menos, una parte de cuerpo. Da igual cuántos colores tenga siempre y cuando los colores que se están tocando coincidan.

Cuando un jugador termina una serpiente, ya sea poniendo la cabeza o la cola, o uniendo dos serpientes incompletas que ya tuvieran cabeza o cola respectivamente, podrá coger esa serpiente y ponerla frente a él.

Serpentina_4

Se seguirá jugando hasta que se acaben las cartas del abanico. En este momento se cuentan las cartas que tiene cada jugador frente a sí, formando serpientes completas. El jugador que más cartas tenga será el ganador, en caso de empate gana el jugador con las serpiente más larga.

 

Con este juego estaremos entrenando nuestros movimientos sacádicos y el rastreo visual. Tendremos que revisar todas las serpientes que hay sobre la mesa para poder colocar nuestra carta en la mejor de las opciones que tengamos en cada momento.

 

 

Si quieres recibir las entradas del blog directamente en tu mail, rellena este sencillo formulario:

El Almacén de Juegos

El Almacén de Juegos

¿Cómo utilizar el rebotador?

En la entrada de hoy vamos a hablar del rebotador. Una herramienta con la que podremos trabajar muchas habilidades en las consultas de terapia visual.

El rebotador es una estructura metálica cuadrada que tiene anclada una red elástica. Todo aquello que lancemos a esta red nos será devuelto con una fuerza y dirección proporcional al lanzamiento que hayamos realizado.

rebotador

Contra esta red se puede lanzar cualquier objeto que no sea muy pesado, pero lo ideal es lanzar sacos, también se podrían lanzar pelota pero no son más difíciles de controlar, botan, ruedan… cuando se trabaja con niños que no tienen mucha habilidad pueden pasar más tiempo tras la pelota que haciendo el ejercicio en cuestión. Los sacos, por el contrario, se quedan donde caen, nos dan un feedback visual muy claro de cómo hemos lanzado, si tenemos que lanzar más fuerte, más hacia la derecha…

Con esta herramienta podremos trabajar los patrones de localización espacial que sirven de guía para la eficacia del resto de habilidades visuales. Además, también podremos mejorar la correspondencia entre los mapas internos y los externos.

Para utilizarlo colocaremos al paciente frente al rebotador, de pie, a una distancia en la que pueda realizar el ejercicio, dependerá de la edad y habilidades del niño. Podemos empezar cerca para explicarle el funcionamiento y que vea cómo funciona y después podremos ir alejándolo.

El protocolo “estándar” sería el siguiente: le lanzamos el saco al paciente, lo lanza al rebotador y lo recoge. Esta es la secuencia básica sobre la que trabajaremos todos los ejercicios que se nos vayan ocurriendo. Si el niño, o adulto, tiene muchas dificultades, podemos empezar lanzando nosotros el saco, de esta manera podrá ir practicando cómo coger el saco sin que esto dependa de cómo lo ha lanzado.

Para coger el saco, en un primer momento le dejaremos utilizar las dos manos, para después pedirle que lo haga sólo con una mano, que lance con una y recoja con la otra, que lance un saco en cada mano…

A continuación os propongo una lista de posibles alternativas que podemos utilizar con el rebotador:

  • Lanzar el saco y cogerlo con las dos manos.
  • Lanzar el saco y, antes de cogerlo, dar una palmada, o dar un salto, o una vuelta, o un salto con vuelta, o un salto con palmada…
  • El paciente empieza de espaldas al rebotador, el terapeuta lanza el saco y es entonces cuando el paciente se gira para cogerlo.
  • Lanzar el saco con una mano y recogerlo con esa misma mano.
  • Lanzar el saco con la mano derecha y recogerlo con la izquierda y viceversa.
  • Lanzar y recoger el saco subido al balancín, o al bosu.
  • Enumerar objetos de un tipo o resolver cuentas sencillas mientras lanza y recoge el saco.
  • Lanzar y recoger el saco a distintas distancias, andando hacia atrás y hacia delante.
  • Lanzar y recoger el saco en periferia, mirando a un punto fijo del rebotador, por ejemplo.
  • Lanzar y recoger el saco mientras se hacen sacádicos.
  • Lanzar y recoger un saco con cada mano, lanzando los dos sacos a la vez.
  • El terapeuta lanza el saco y el paciente tiene que recogerlo (con las dos manos, con una sola, alternando…)
  • El terapeuta lanza dos sacos y el paciente tiene que coger sólo el saco del color que se le indique. Se le puede indicar en el momento del lanzamiento o en el momento en el que ya están en el aire para entrenar la capacidad de reacción.
  • El terapeuta y el paciente lanzan un saco cada uno a la vez y tienen que recoger el que haya lanzado el otro.

Una vez recogido el saco podemos pedirle que lo enceste en un cubo, cesta o similar y le lanzamos otro saco para seguir con el ejercicio. De esta manera seguimos trabajando localización y cálculo de distancias de varias maneras y se hace el ejercicio más completo.

En definitiva, el rebotador es un material muy polivalente con el que podremos hacer tantos ejercicios como nuestra imaginación nos permita crear. Con él trabajaremos localización espacial, cálculo de distancias, velocidad de reacción, coordinación ojo – mano, automatización de habilidades visuales, etc.

En El almacén de juegos tenemos disponibles dos tamaños diferentes de rebotador para adaptarnos a las necesidades de todas las consultas y casas. El grande tiene un tamaño de 100×100 y el pequeño de 76×76.

¿Y tú? ¿Cómo utilizas el rebotador en tu consulta? Déjanos tus ideas en los comentarios.

 

Si quieres recibir las entradas del blog directamente en tu mail, rellena este sencillo formulario:

El Almacén de Juegos

El Almacén de Juegos

Tricky fingers y Utopía: 2 juegos para utilizar en terapia visual

Las dificultades en el procesamiento de la información visual no sólo afectan en la manera en que uno aprende, también complican la capacidad de hacer algunas tareas del día a día, como hacer clasificaciones por color o cualquier otro criterio, interpretar mapas, saber qué toca en cada momento del día, etc. También, a nivel emocional, pueden conducir a la baja autoestima y generar sentimientos de frustración.

Mejorar los aspectos del procesamiento de la información visual, como ya os hemos mostrado en anteriores ocasiones, es posible si se hace de manera continuada y de la forma adecuada. En el post de hoy vamos a hablar de dos juegos muy utilizados en terapia visual.

Tricky Fingers

Un juego sencillo pero muy versátil dentro de una consulta de terapia visual. Este juego tendremos que colocar las 16 bolitas de 4 colores diferentes en la posición que nos indique la carta del nivel que estemos jugando. Estas bolitas están “encerradas” en una caja cuadrada con agujeros por abajo y una cara transparente en la parte de arriba.

Tendremos que mover las bolas desde abajo para conseguir nuestro objetivo. Habrá que planificar bien qué bolas colocamos primero y cuáles después para poder completar el juego.

Con este juego trabajaremos, sobre todo, la planificación visual y la visualización. Hay que pensar cuidadosamente la secuencia en la que moveremos las bolas para poder colocar todas las bolas en su lugar correspondiente y no dejar ninguna “atrapada” y tener que deshacer lo ya hecho.

También estamos trabajando la motricidad fina, ya que tendremos que hacer movimientos precisos con nuestros dedos para que la bola vaya al lugar que nosotros queremos.

Tricky fingers

 

Utopía

En este juego de tablero tendremos que colocar los distintos edificios de una ciudad de una determinada manera según indique la tarjeta de nivel. Para ello tendremos que utilizar dos tipos de información, por un lado, en la tarjeta nos indican cuántas torres se tienen que ver desde cada punto de vista, y por otro lado sabemos que no se puede repetir una misma torre en una fila o columna.

Con este juego se trabaja la habilidad de ver un mismo objeto desde diferentes puntos de vista. Esta habilidad ayudará a nuestros pacientes a ser más flexibles y a ser capaces de buscar distintas soluciones a un mismo problema. También estamos trabajando la planificación y la visualización.

Captura de pantalla 2015-09-23 a las 16.54.14

Trabajamos la localización espacial con el “Charlitrón”

Para la entrada de hoy os quiero presentar un material tan sencillo como polivalente:

Los aros bicolores, también conocidos para algunos optometristas como “Charlitrón“.

Este material y sus utilidades lo conocí por primera vez de la mano del optometrista Carlos Ramos Athane, director técnico del centro de optometría Evya en Villanueva de la Serena.

Este material está formado por tres aros con dos colores cada uno de ellos. Con ellos podemos hacer múltiples ejercicios para mejorar seguimientos, localización, cálculo de distancias, coordinación ojo – mano…

charlitron

Vamos a ver algunos ejemplo de cómo podemos utilizar este material:

Utilizando un sólo aro:

– El terapeuta le lanzará el aro al paciente pidiéndole que lo coja por uno de los colores del aro, y viceversa. De esta manera estamos haciendo que el paciente, no sólo siga el aro sino una zona determinada del mismo que tendrá que coger, trabajando de una manera más potente la coordinación ojo – mano.

Este juego se puede realizar lanzando el aro por el aire o, si estamos ante un niño muy pequeño o con muchas dificultades, podremos hacerlo también lanzando el aro rodando por el suelo.

– También podremos hacer el siguiente juego: el paciente comienza de espaldas al terapeuta, el terapeuta le lanza al aro a la vez que le avisa de que lo ha lanzado. El paciente tendrá que girar 180º rápidamente para que le dé tiempo a localizar el aro y cogerlo. Con este juego trabajaremos la velocidad de procesamiento y potenciaremos la coordinación ojo – mano.

Utilizando dos aros:

– Podemos lanzar dos aros a la vez, uno en cada mano. En este juego estaremos trabajando, además de todas las habilidades que con el resto de actividades, la periferia, no es posible mirar a los dos aros a la vez de manera que, al menos uno de ellos, lo estaremos siguiendo por periferia.

– También podremos empezar con un aro el terapeuta y otro el paciente. A la de 3, lanzaremos el aro.  De esta manera estaremos trabajando coordinación ojo-mano, velocidad de procesamiento y estaremos favoreciendo la independencia de ambos lados del cuerpo, ya que uno de los brazos estará lanzando mientras que el otro se prepara para recoger.

– Siguiente con esta idea de independizar ambos lados del cuerpo y ser capaces de hacer cosas diferentes a la vez, podremos también utilizar un aro y una pelota. El aro se pasa por el aire como en los otros ejercicios y la pelota con un bote en el suelo. Empezaremos lanzando uno el aro y el otro la pelota para después probar a lanzar ambos objetos a la vez. Este puede ser uno de los ejercicios más complicados de coordinación corporal e independencia de los lados del cuerpo ya que uno de los brazos tiene que lanzar el aro hacia arriba y el otro la pelota dando un bote, calculando ambos dónde queremos que caiga para que le lleguen a la otra persona.

Utilizando los tres aros:

– Si añadimos el tercer aro al juego podremos lanzar una persona dos aros, uno por cada lado y la otra el tercer aro por el centro. Con este ejercicio también estaremos trabajando la periferia, la coordinación ojo – mano, localización, etc. En esta ocasión tendremos que hacer un cálculo más fino para conseguir que el aro que va solo pase por entre los otros dos sin chocarse.

– Con tres aros podemos hacer también el siguiente ejercicio: tanto terapeuta como paciente lanzan siempre con la misma mano y recoger con la contraria. Empezará el terapeuta con los tres aros en la mano izquierda, se los pasa uno a uno a la mano derecha y se los lanza al paciente a la mano izquierda. El paciente según recoja el aro con la mano izquierda se lo pasa a la derecha y lo lanza a la izquierda del terapeuta y así sucesivamente.

Este ejercicio lo haremos en las dos direcciones. Lanzando con la derecha y recogiendo con la izquierda y al revés.

Todos estos juegos o ejercicios los podremos complicar añadiendo, por ejemplo, el bosu o el balancín, si subimos al paciente en alguno de estos aparatos, tendrá una demanda vestibular constante que subirá el nivel de cualquiera de los juegos que hemos comentado antes.

También podremos, por ejemplo, movernos por la sala. El paciente se queda quiero en el suelo o sobre el bosu o un balancín. Y al mismo tiempo que estamos lanzando y recogiendo los aros y/o la pelota, podemos ir desplazándonos tanto para los lados como hacia delante y hacia atrás. De esta manera lo que conseguimos es que el paciente tenga que hacer cálculos constantes de distancia y de la fuerza con la que hay que lanzar los objetos para que lleguen hasta el terapeuta sin pasarse.

Podremos también añadir demanda cognitiva, bien pidiéndole que nos cuente algo que haya hecho o vaya a hacer o diciendo palabras con alguna temática (animales, palabras que empiecen por la letra “B”…)

Seguro que a vosotros se os ocurren muchas más ideas de ejercicios para hacer. Os invito  que las compartáis en los comentarios.

Si quieres recibir las entradas del blog directamente en tu mail, rellena este sencillo formulario:

El Almacén de Juegos

El Almacén de Juegos

Cortex Challenger: Un juego que entrena tu mente en familia, en el aula o en terapia visual

Cortex Challenger es uno de esos juegos polivalentes que pueden servir para casi todo, para pasar una tarde divertida en familia, para entrenar nuestro cerebro al máximo, para trabajar con nuestros pacientes de terapia visual, para utilizarlo dentro del aula con los alumnos

Es un juego con muchas posibilidades que, además, se presenta en dos formatos, uno para adultos y niños a partir de 8 años (Cortex Challenger),  y otro para niños a partir de 6 años (Cortex Kids).

cajas_cortex

La mecánica del juego de ambas versiones es prácticamente la misma con pequeñas variaciones. En las dos versiones hay 8 tipos de pruebas diferentes: memoria, laberinto, color, coordinación, repetición, frecuencia, razonamiento y desafío táctil para la versión de adultos y memoria, laberinto, todos menos uno, coordinación, repetición, frecuencia, razonamiento y desafío táctil en la versión de niños. Como podéis ver, sólo varía uno de los tipos de prueba entre una versión y la otra.

En ambas versiones del juego tenemos 90 cartas con las que jugar y 6 puzzle – cerebro. Sólo es necesario para desarrollar este juego. Entre estas 90 cartas del juego hay 10 que tienen relieve, éstas se dejarán a parte al inicio del juego después de que todos los jugadores las hayan tocado y aprendido.

Al inicio del juego, se colocan todas las cartas en torre boca abajo. En la parte de atrás de cada una de las cartas hay un símbolo que indica qué es lo que hay que hacer con ella. Se le da la vuelta a la carta y, el primero que crea saber la respuesta correcta, tapará la carta y dice la solución en voz alta. Si acierta se quedará la carta, cuando consiga dos cartas del mismo tipo, podrá coger una pieza de cerebro. El que primero consiga 4 piezas de cerebro será el que gane la partida.

Vamos a ver detenidamente en qué consiste cada tipo de prueba y qué habilidades se trabajan de manera más intensa con cada una de ellas. Además, os iré poniendo fotos de ambas versiones del juego con algunos ejemplos de cada tipo de carta, a la izquierda veremos la correspondiente de la versión de adultos y a la derecha la versión para niños.

1.- Memoria: en esta prueba hay que tapar la carta y, sin quitar la mano, decir todos los objetos que aparecen en ella.

Con esta prueba, como su nombre indica, se está trabajando la memoria visual.

memoria-adultos   memoria-ninos

2.- Laberinto: en esta prueba tendremos que solucionar el laberinto. Taparemos la carta y diremos la solución del laberinto en voz alta.

En esta prueba trabajamos, sobre todo, los sacádicos y el rastreo visual. Dos habilidades básicas para poder encontrar el camino correcto.

laberintos-adulto laberintos-ninos

3.- Color: esta prueba es exclusiva de la versión de adultos. En ella aparecen varios colores escritos, las letras de cada palabra están escritas de un color. Tendremos que localizar cuál es el color está escrito con las letras del mismo color.

Con esta prueba trabajamos la integración interhemisférica, ya que tenemos que poner en relación información procesada por ambos, colores (hemisferio derecho) con lectura (hemisferio izquierdo).

color

3.- Todos menos uno: esta es la prueba que sustituye a la anterior en la versión de niños. En este tipo de cartas aparecen unos dibujos y tendremos que averiguar cuál es el dibujo que no encaja con los demás.

Con ella trabajamos las deducciones lógicas, tenemos que averiguar qué tienen en común unos dibujos para poder descartar el cuarto.

todos-menos-uno

4.- Coordinación: volvemos a las pruebas comunes. En esta prueba, cada dedo de nuestras manos recibe un color y un número. Al girar la carta veremos una cara en la que se nos indica qué dedo hay que color y dónde hacerlo.

Con esta prueba estamos trabajando el mapa mental de nuestra cara y nuestra capacidad para mover nuestros dedos independientemente unos de otros.

coordinacion-adultos coordinacion-ninos

5.- Repetición: en esta prueba tendremos que descubrir cuál es la imagen que se repite.

En esta prueba se trabajan mucho los sacádicos y la constancia de forma.

repeticion-adultos repeticion-ninos

6.- Frecuencia: en estas cartas buscaremos cuál es la imagen que aparece repetida.

En esta prueba trabajamos, como en la anterior, sacádicos y la constancia de forma.

frecuencia-adultos frecuencia-ninos

7.- Razonamiento: en esta prueba tenemos que descubrir cuál es la pieza que encaja en el dibujo central de la carta.

Con este tipo de pruebas, aunque su nombre no lo indique, estamos trabajando mucho la visualización y no tanto el razonamiento lógico.

razonamiento-adultos razonamiento-ninos

8.- Desafío táctil: cuando aparece este símbolo en la carta que toca jugar, el jugador que haya ganado la anterior tiene la oportunidad de elegir una de las 10 cartas con relieve que dejamos separadas al principio del juego. Con los ojos cerrados, tendrá que tocar y adivinar cuál es la carta que tiene en la mano. Si lo consigue, se llevará directamente un trozo de cerebro.

Con esta prueba estamos trabajando la visualización.

desafio-tactil-adultos desafio-tactil-ninos

En las fotos es difícil apreciar el relieve, pero ahí está.

 

Después de haber visto cómo nos dice el manual que se juega vamos a ver qué podemos hacer con este juego en los distintos escenarios de los que hablábamos al principio del post.

Para pasar una buena tarde en familia o con amigos podemos jugar de la manera habitual sin problemas. Este juego nos asegura buenos ratos de diversión.

Para una consulta de terapia visual podemos hacer varias cosas. Podemos jugar tal y como nos explican las normas del juego, tal vez quitando lo de los cerebros para agilizar el juego y dejarlo en que gana el que llegue a un número de terminado de cartas.

Pero si nos interesa trabajar alguna habilidad en concreto, podremos coger sólo las cartas del tipo de prueba que nos interese. Si queremos trabajar la memoria visual, cogeremos las cartas de “memoria” o incluso, si queremos subir bastante el nivel, podemos coger las cartas de “repetición” y “frecuencia” y jugar como si todas fueran de memoria.

Para trabajar la visualización, cogeríamos las cartas de “desafío táctil”, o las de “razonamiento”. Y así podríamos ir seleccionando las cartas que nos interesen en cada sesión de terapia.

cortex-adultos cortex-ninos

Dentro de un aula, en ocasiones puede ser difícil jugar a según qué juegos, ya que son muchos alumnos los que tienen que participar. Con este juego en concreto creo que puede ser más sencillo.

Una posibilidad que tenemos es hacer equipos con los alumnos de clase y escalera las cartas del juego para poder proyectarlo en la pantalla. De esta manera todos los niños podrán ver la “carta” que toca y podrán jugar por igual. Al estar proyectada no se podrá tapar la carta de manera que podremos poner un pulsador y, en cuanto uno de los equipo lo pulse, sería el profesor el encargado de tapar la carta pasando a la siguiente para dar opción al equipo a resolver el reto.

Cortex Challenger y Cortex Kids, dos buenos juegos que nos aseguran horas y horas de diversión y nos ayudan a entrenar nuestra mente para mantenerla en muy buena forma.

Hasta la próxima.

Si quieres recibir las entradas del blog directamente en tu mail, rellena este sencillo formulario:

El Almacén de Juegos

El Almacén de Juegos

 

Mental Blox y Mental Blox 360º 3D

Hoy vamos a hablar de dos juegos que comparten, además del nombre, una dinámica de juego muy parecida. Los juegos son Mental Blox Game y Mental Blox 360º 3-D.

Ambos juegos recomendados para niños a partir de 5 años, por lo que podremos utilizarlos para trabajar con niños desde esa edad, pero también para niños más mayores ya que, como en la mayoría de los juegos, los niveles altos suelen ser bastante complejos.

mental_blox

Vamos a verlos más detenidamente:

Mental Blox Game

En este juego podemos encontrar 20 figuras geométricas, repartidas en cubos, esferas, pirámides y cruces, con diferentes colores y estampados. Junto a estas piezas, tenemos unas tarjetas en las que se indica cómo colocarlas. Como la gran mayoría de estos juegos, el nivel de dificultad aumenta a medida que avanzamos en el número de la tarjeta.

mental_blox_piezas

Este juego no se queda sólo en una simple copia de patrones y va un poco más allá. En cada una de las tarjetas podemos leer una pregunta o instrucción relacionada con la construcción que acabamos de realizar. Puede ser que nos pidan continuar la serie cumpliendo alguna condición (como en la tarjeta de la imagen), que nos pidan hacer algún cambio para que no se repitan colores o estampados… Siempre algún reto lógico acompaña cada nivel, por lo que podremos trabajar tanto copia de patrones y relaciones visuoespaciales como razonamiento lógico.

Además, de manera complementaria, también estamos trabajando motricidad fina.

mental_blox_3

Mental Blox 360º 3-D

Este juego es muy parecido, en aspecto, al anterior. La caja es prácticamente la misma y la dinámica de juego muy similar. También tenemos una serie de piezas con formas geométricas y unas tarjetas que nos indican cómo colocarlas. En esta ocasión no incluye retos escritos en las tarjetas pero la manera de colocarlas, por sí sola, ya supone un reto lo suficientemente interesante como para no necesitarlo.

mental_blox_3D

Como podemos ver en la imagen, en cada tarjeta se nos muestra qué piezas necesitamos y la vista de la construcción final desde una perspectiva determinada. El cubo dibujado en la parte superior derecha de la tarjeta nos indicará desde qué punto de vista es desde el que se tiene que ver de esa manera.

    mental_ blox_3D_ejemplo mental_blox_3D_nivel

Con este juego estamos trabajando, relaciones visuoespaciales, constancia de formacopia de patronescapacidad de visualización. Además de esto, se trabaja una habilidad que no suele estar presente en muchos juegos y que no es fácil de trabajar, la capacidad de imaginar cómo se verá un objeto desde otro punto de vista. Esta habilidad nos ayudará a mejorar nuestra flexibilidad, a ser capaces de ponernos en el lugar del otro y a buscar diferentes soluciones para un mismo problema.

En definitiva, éstos son dos buenos juegos para utilizar tanto en terapia visual como en casa con los peques. Dos juegos con los que  trabajarán habilidades visuales casi sin darse cuenta y mientras se divierten.

Si quieres recibir las entradas del blog directamente en tu mail, rellena este sencillo formulario:

El Almacén de Juegos

El Almacén de Juegos

Habilidades visuales, atención sostenida y lógica matemática con Panic Lab

Para hoy tenemos un juego que, aunque tiene una caja pequeña da para muchas horas de diversión. Es el Panic Lab. Viene en un formato muy apropiado para llevártelo de viaje.

Dentro de esta caja encontramos una gran cantidad de tarjetas chiquititas con varios dibujos. En la mayoría de ellas encontramos unos bichitos con formas de babosas o amebas, los hay de distintos colores y con varios estampados.

Panic Lab caja

Además hay una serie de tarjetas especiales que nos irán complicando un poco el juego para darle más emoción y hacerlo más divertido, unas rejillas de ventilación, laboratorios de distintos colores y unas tarjetas que harán “mutar” al bicho que estemos buscando.

tarjetas panic lab

Junto a las tarjetas vienen unos dados que nos indicarán qué tenemos que hacer.

panic lab dados

La dinámica del juego es sencilla: Se colocan las tarjetas en círculo, se lanzan los dados y se busca el bicho que corresponda en cada ronda. Cada dado indicará una cosa diferente. El primero de ellos nos indica desde qué laboratorio hay que empezar la búsqueda y en qué dirección, el segundo indicará la forma, el tercero los colores y el cuarto el estampado.

En cada partida se colocarán las tarjetas de manera diferente así que en cada ocasión tendremos un tablero diferente para jugar.

juego panic lab

¿Qué podemos mejorar con este juego?

Con él mejoramos algunas habilidades visuales. Es necesaria una gran capacidad de rastreo para pasar nuestra mirada por las tarjetas y encontrar el “bicho” que estamos buscando. Hay que pasar los ojos por las tarjetas e identificar rápidamente si el que hay dibujado es o no el que estamos buscando. Por eso nuestro procesamiento visual irá siendo cada vez más rápido.

Para saber cuál estamos buscando necesitaremos tener una imagen clara en nuestra cabeza de cómo tiene que ser. La estrategia más eficaz para esto es la visualización. Esta habilidad será muy útil en muchos momentos de nuestra vida: para planificar cómo ir a un sitio nuevo, para resolver un problema, para imaginar cómo queremos que nos quede un dibujo, para pensar la nueva decoración de la habitación…

Mejoraremos también nuestra atención sostenida, la motivación de ganar cada ronda nos ayudará a esforzarnos para mantener nuestra atención a pleno rendimiento el máximo tiempo posible. De esta manera conseguiremos que este tiempo sea cada vez mayor y podremos estar más tiempo atentos en todas las actividades del día a día, ya sea en clase o en el trabajo.

También estaremos trabajando la lógica – matemática, con las tarjetas de mutaciones estaremos cambiando las cualidades del “bicho” que estamos buscando. Esta habilidad nos ayudará a tener un buen razonamiento lógico para obtener buenas conclusiones a partir de la información que tengamos disponible.

Para monitores y educadores, es un buen juego para comenzar una sesión, un juego rápido de explicar y fácil de entender para pasar un rato divertido antes de entrar en materia. La caja es pequeña así que es muy fácil de transportar y se pueden jugar en grupos grandes, el juego recomienda hasta 10 jugadores, pero desde mi punto de vista admite alguno más.

En definitiva es un juego rápido, muy divertido y que nos ayuda a mejorar la manera en que procesamos toda esa información que nos llega por vía visual al tiempo que pasamos un rato divertido.

Si lo quieres, aquí lo tienes: PANIC LAB.

juego de mesa panic lab

Si quieres recibir las entradas del blog directamente en tu mail, rellena este sencillo formulario:

El Almacén de Juegos

El Almacén de Juegos

Fantasma Blitz: lógica y atención.

Hoy vengo a presentar un juego de esos que crean una saga, de esos que cuando alguien te dice el nombre tienes que preguntar: “¿cuál?”

Fantasma Blitz es un juego… mejor dicho, son tres juegos que desarrollan la lógica, la capacidad de atención y la velocidad de procesamiento.

La dinámica del juego es, básicamente, mirar una carta y rápidamente decidir qué objeto hay que coger de los que están sobre la mesa. Son juegos muy buenos para trabajar la lógica de manera divertida en una sesión de terapia visual, o para empezar una reunión o actividad de tiempo libre, para terminar una intensa clase de matemáticas…

Fantasma Blitz

Son rápidos de explicar y rápidos de jugar; mantienen nuestras mentes en forma mientras nos divertimos y casi sin darnos cuentan nos ayudarán a procesar más rápido la información que vemos, a razonar mejor y más rápido… además de mejorar nuestra capacidad de atención y concentración. Como decíamos al principio os presentaremos las tres modalidades de Fantasma que hay actualmente en el mercado.

- Fantasma Blitz: Fue el primero en aparecer. Éste fue el primer fantasma en convertirse en juego. Ambientado en un sótano de una casa cualquiera, de cualquier casa en la viva un fantasma, claro. El juego es sencillo y rápido de jugar, tenemos 5 objetos: un fantasma blanco, un sillón rojo, una botella verde, un libro azul y un ratón gris; y un taquito de cartas. En las cartas aparecen los objetos pero en ocasiones vienen cambiados de color.

Juego de lógica

La mecánica del juego es sencilla, se le da la vuelta a una carta y, rápidamente, cogeremos el único objeto que aparezca en el color correcto. ¿Qué pasa si no hay ningún objeto que venga en su color correcto? Pues en ese caso tendremos que coger el objeto que no aparezca en la carta, teniendo en cuenta que tampoco podremos coger un objeto si su color sí aparece en la carta. Toda un reto lógico para nuestras mentes.

cartas fantasma blitz

Además de estas normas básicas, tenemos una variante para incluir cuando seamos unos expertos jugadores de Fantasma. En este caso tendremos que coger o decir el objeto en cuestión. Si en la carta aparece un libro, tendremos que decir qué objeto es el correcto, si no aparece un libro en la carta se jugará con normalidad.

- Fantasma Blitz 2.0: Segundo juego de la saga.  En esta ocasión el juego está ambientado en el baño. También contiene un taco de cartas junto con 5 objetos: una toalla, una rana, un cepillo, una bañera y fantasmina. La dinámica del juego básico es exactamente igual que la de el Fantasma Blitz original: cogeremos el objeto que aparece en el color correcto en la carta y, en caso de no haber ninguno correcto, cogeremos el objeto que no aparezca en la carta y del que tampoco aparezca su color.

juego de atención

En esta ocasión tenemos alguna variante más que podemos utilizar  cuando ya estemos en nivel experto:

Primera variante: “La rana parlanchina”:  Viene a ser como la variante del Fantasma Blitz, si en la carta girada aparece una rana, tendremos que gritar en vez de coger, el objeto en cuestión.
Segunda variante: “La rana sabe dos idiomas”: Rizando el rizo, si la rana o alguno de los otros objetos de la carta aparecen en su color original, habrá que gritar el objeto en un idioma extranjero. Si aparece la rana pero ninguno de los objetos está en el color original, entonces se gritará el objeto en español.
Tercera variante: “¿Qué es es lo que seca la toalla?”: Siempre que aparezca una toalla en la carta se deberá coger o gritar (si está o no está la rana) el objeto del color de la toalla.

- Fantasma Blitz + Fantasma Blitz 2.0: Si disponemos de estos dos juegos podremos hacer un super combo de fantasma y forzar nuestras mentes hasta el límite. Para ello colocaremos los objetos en dos círculos, un círculo con los objetos de cada juegos. En este caso se gira la carta y se coloca en medio, si salen objetos del sótano cogeremos (o diremos) uno de los objetos de Fantasma Blitz y si salen los del baño uno de los objetos de Fantasma Blitz 2.0. Se aplica la misma norma que en los juegos por separado, cogeremos el objeto que aparezca de su color original en la carta y en caso de no haber ninguno cogeremos el que no aparezca.

piezas-fantasma-blizt

En esta opción tenemos una variante que es la siguiente: “Salta a la otra habitación”: Si el objeto aparece en su color original, no habrá que coger éste sino el objeto del mismo color que está en la otra habitación.

- Fantasma Blitz. Las 12 menos 5: (Actualmente en reedición) El último en aparecer de la saga. En este juego disponemos de 9 objetos: dos negros: un murciélago y un sombrero; dos verdes: una llave y un espejo; dos azules: una linterna y un reloj; dos rojos: un frasco y una lechuza; y uno blanco, nuestro fantasma. Todo esto además de las tarjetas, como en los otros fantasmas.

juego fantasma blitz

La forma de jugar sigue siendo la misma que en los anteriores. Cogeremos el objeto que aparezca en la carta en su color original, si no hay ningún objeto en el color original cogeremos el objeto que no aparece y cuyo color tampoco esté. Vamos entonces con las variantes de este juego.
– “Las 12 menos 5″: Si en la carta aparecen el reloj y el fantasma, no tendremos que coger ningún objeto sino decir la hora que marca el reloj.
– “Espejito espejito…”: Si hay un objeto reflejado en el espejo cogeremos ese objeto independientemente del color en el que aparezca.
– “La lechuza charlatana”: Al igual que en los anteriores con el libro y la rana, si aparece la lechuza habrá que decir el objeto en cuestión.
– “La lechuza se mira al espejo”: Si en la carta aparece una lechuza mirándose en el espejo, hay que decir el color del objeto que se refleja en el espejo.

Lo dicho, cualquiera de los tres es una muy buena opción para entrenar la mente y para pasar un rato muy muy divertido en casi cualquier contexto.

Si quieres recibir las entradas del blog directamente en tu mail, rellena este sencillo formulario:

El Almacén de Juegos

El Almacén de Juegos

¡¡Hasta la próxima!!

Panel de luz I: Uso terapéutico con juegos

Hoy queremos enseñaros el panel o mesa de luz, un producto versátil con muchísimas aplicaciones tanto a nivel terapéutico, en terapia visual, como en casa o en el aula.

Se trata de un tablero de de 65 x 47cm. con una zona iluminada de 58 x 41cm. Tiene un buen tamaño que nos permite trabajar de diferentes maneras sobre él.

   terapia visual      panel de luz

Hoy nos centraremos en las posibilidades para la consulta; en otro post os contaremos qué cosas podemos hacer con ella en casa o en el aula.

En una consulta de terapia visual es una herramienta que nos puede ayudar y mucho a trabajar muchas cosas. En el último congreso internacional de SIODEC, la ponente Gloria Hermida Salamanca habló sobre la utilidad de esta herramienta y lo polivalente que puede llegar a ser, entre otras muchas cosas, podéis pinchar aquí para ver la entrada de su blog sobre esta ponencia.

En ambliopías, se sabe que no es que el ojo que menos ve sea “vago” sino que el otro ejerce una supresión activa sobre él. Con esta herramienta podemos hacer varios juegos y ejercicios con gafas rojo-verde para trabajar esta supresión y conseguir que sea cada vez menor hasta que desaparezca y que, con ella, desaparezca la causa de esa ampliopía.

Os proponemos algunos ejemplos de juegos y ejercicios que se pueden hacer, para todos ellos necesitaremos hojas de transparencia y un rotulador rojo que cancele con las gafas rojo-verde que tengamos en la consulta. (Si conseguís algún rotulador verde que cancele con vuestras gafas sería fenomenal, yo aún no lo he encontrado. Avisadme si lo encontráis por favor).

- Las 3 en raya: Todos conocemos este famoso juego. Dibujaremos un tablero de 3×3 casillas en una transparencia con el rotulador rojo y lo colocamos sobre el panel de luz. Para jugar haremos las piezas en otra transparencia, cortaremos seis cuadrados pequeños (que quepan en los cuadros del tablero) y dibujaremos en ellos tres cruces y tres círculos. Ya podemos jugar, por turnos colocará cada jugador una pieza y el primero que consiga tener sus tres piezas en línea ganará la partida.

   tres en raya      juego

- Copia de patrones: Para este juego necesitaremos algo más de preparación. Podemos hacer los patrones de muchas maneras diferentes, yo os propongo la copia de patrones sobre puntos, con tres patrones por hoja. Para ello cogeremos una transparencia que dividiremos en seis cuadrados iguales, con la hoja en vertical, los tres cuadrados de la izquierda serán los modelos y los de la derecha nos servirán para que el niño haga los ejercicios. En todos los cuadrados dibujaremos una cuadrícula de puntos, tantos puntos como queramos teniendo en cuenta que tienen que formar líneas y columnas y que cuantos más puntos haya en el cuadrado más alto será el nivel del ejercicio.

Ya sólo nos queda dibujar nuestros patrones en los cuadrados del lado izquierdo de la hoja. En el momento de que los pacientes hagan la copia os recomiendo que utilicéis cuadrados cortados de otra transparencia y que no dibujen directamente sobre la ficha; de esta manera os durarán más las fichas y podréis comprobar si el dibujo es igual que el modelo a copiar o no poniéndolo encima.

   copia de patrones      dibujar patrones

- Copia de dibujos: Una de las habilidades más difícil de conseguir en la rehabilitación de una ambliopía es el cálculo de distancias y tamaños del ojo amblíope. Para ello podemos hacer lo siguiente: le presentamos al paciente figuras geométricas y le pedimos que dibuje una exactamente igual que la que le estamos enseñando. de esta manera el ojo amblíope tendrá que calcular el tamaño del dibujo y hacerlo igual en su copia.

   dibujo      formas geométricas

- OSO: Este es un juego muy sencillo que podemos hacer con los más peques. Para ello tendremos que dividir nuestra transparencia en una cuadrícula, toda la hoja en cuadrados pequeños en los que quepa una letra. Por turnos cada jugador puede poner una “S” o una “O”, si consigue completar la palabra “OSO” conseguirá un punto y seguirá jugando. Ganará el jugador que tenga más puntos cuando toda la cuadrícula esté completa.

   patron oso      juego oso

- Cartas de Hart con rojo-verde: Para este ejercicio podemos colgar nuestro panel de luz de la pared y colocar en él dos cartas de Hart y unos filtros rojo-verde. A continuación procederemos a trabajar los sacádicos de la manera habitual.

   cartas de hart      filtro rojo verde

- Dibujos con coordenadas: Para este juego tendremos que dibujar una cuadrícula en nuestra transparencia y colocar números y letras en filas y columnas como en juego de los barcos de “Hundir la flota”. Le daremos la cuadrícula al paciente y le iremos dando las coordenadas de los diferentes puntos que forman nuestro dibujo. Si lo hemos hecho bien, cuando una todos los puntos tendremos un dibujo exactamente igual que el modelo.

hundir la flota      DSC_0754 copia

Una variante para este juego sería darle un punto de inicio e indicarle cuántos cuadrados y en qué dirección tiene que avanzar para ir completando el dibujo.

- Laberintos: Para hacer este juego tenemos en internet una infinidad de laberintos que podremos utilizar. Para ello necesitamos calcar estos laberintos en una transparencia para tenerlos en rojo. El paciente con un rotulador del mismo color tendrá que completar el laberinto sin tocar las paredes del mismo. Otra opción para alargar la vida de nuestras fichas es dibujar un punto en un trocito de transparencia y mover el punto por el laberinto.

laberintos

- Caminos: Este juego también es muy bueno para los más peques. En una transparencia dibujaremos un camino que tendrá que seguir nuestro paciente sin tocar los bordes del mismo, igual que en el ejercicio anterior, se puede hacer con un punto dibujado o directamente con el rotulador. Cuanto más estrecho dibujemos el camino más alto será el nivel del ejercicio.

caminos

- Dibujo libre: Esta es una alternativa para poder trabajar esta herramienta con niños muy pequeños o poco colaboradores. Les pondremos la gafas y, en una transparencia, sobre el panel de luz les animaremos a que dibujen lo que ellos quieran. De esta manera estaremos trabajando esa supresión al mismo tiempo que los niños dibujan a su personaje de dibujos favorito, un paisaje…

En todos ellos se puede comenzar con rotuladores gordos, más difíciles de suprimir, y disminuir el grosor de la punta para hacer el ejercicio cada vez más exigente y eliminar toda la supresión. Y como estos se pueden hacer muchos juegos más, sólo hay que echarle imaginación y un poco de trabajo.

Por supuesto todos estos juegos se pueden hacer sobre una hoja de papel y sin el panel de luz pero esta herramienta nos ofrece varias ventajas sobre el papel. En primer lugar es mucho más motivante, sobre todo para los niños trabajar sobre una mesa luminosa que sobre la hoja de papel que pueden tener cada día en cada. También es una herramienta que, al estar retroiluminada, dificulta la supresión y ayuda a eliminarla ya que favorece el trabajo biocular y refuerza el trabajo conjunto de ambos ojos.

También nos puede resultar muy útil el panel de luz para trabajar con gafas de syntonic con niños muy pequeños que pueden aburrirse con el procedimiento habitual. Les podemos colocar las gafas y que dibujen lo que quieran sobre el panel de luz. De esta manera estarán mirando la luz a través de los filtros al tiempo que está entretenido con otra tarea.

¿Se te ocurren más ideas para utilizar esta herramienta? ¡Escríbenos en los comentarios!

Si quieres recibir mis entradas directamente en tu mail, rellena este formulario:

El Almacén de Juegos

El Almacén de Juegos

Coordinación motora y visuomotora

Hoy vamos hablar de coordinación motora y visuomotora, de cómo podemos desarrollarla y mejorarla.

Continuamente estamos coordinando nuestro cuerpo para hacer cosas como caminar, bajar las escaleras o escribir en el ordenador; pero no sólo coordinamos nuestro cuerpo sino que coordinamos nuestra visión con los movimientos que hace nuestro cuerpo. Es decir, nuestra visión dirige nuestro movimiento y nos dice dónde está el siguiente escalón o dónde está ese vaso que queremos coger.

coordinación motora y visuomotora

Todos nosotros somos muy capaces de movernos sin la necesidad de mirar lo que estamos haciendo, podemos caminar con los ojos cerrados (no sin cierta inseguridad) o escribir con el ordenador sin mirar las teclas pero, hay acciones que son realmente difíciles de hacer con los ojos cerrados, como por ejemplo, echar agua a un vaso, jugar a algún deporte de pelota, cocinar… En este tipo de acciones entra en juego nuestra coordinación visuomotora, ya no sólo tendremos que coordinar nuestros brazos y piernas entre sí sino que tenemos un tercer agente que indica hacia dónde tenemos que movernos. Nuestro cerebro con toda esta información, tiene que ser capaz de mandar las órdenes precisas a nuestras extremidades para conseguir el movimiento preciso que necesitamos.

Muchas veces cuando vemos niños o adultos que son capaces de andar y correr, damos por sentado que han tenido un buen desarrollo motor y que éste se ha completado con éxito. Pero no siempre es así, y es muy importante que se realice de manera adecuada porque está en la base del desarrollo del resto de sistemas. El sistema motor configura la base de sustentación sobre la que se formarán el resto de sistemas del cuerpo humano. Un buen desarrollo motor, no sólo nos hará ser más ágiles sino que también nos permitirá un buen desarrollo del sistema auditivo y visual y, por lo tanto una buena relación sensorial con el entorno que nos permitirá ser aprendices eficaces, tanto en la escuela como fuera de ella.

En el desarrollo motor infantil es muy importante la fase de suelo, es bueno dejar a los bebés en el suelo boca – abajo a partir de los 3 ó 4 meses. De esta manera les damos la oportunidad de moverse de manera independiente, sin impedimentos. Estando en el suelo será cuando el niño irá ensayando la coordinación de brazos y piernas y la coordinación de éstos con sus ojos. En un primer momento tendrá movimientos descoordinados, que poco a poco le permitirán girar sobre su ombligo para después empezar a arrastrarse; un tiempo después de esto empezará el gateo y por último la marcha.

Al mismo tiempo que se desarrolla el arrastre y el gateo, se desarrollará su visión, aprenderá a calcular las distancias; a saber qué tiene que hacer para coger el objeto que ve al final de la sala; aprenderá a enfocar el suelo que tiene bajo sus manos, desarrollando así su capacidad de acomodación; irá a buscar los juguetes que hacen ruido, desarrollando así la localización auditiva… De manera conjunta se desarrollan todos los sistemas sobre la base del desarrollo motor.

Cuando los peques ya puedan andar y hayan superado estas etapas iniciales del desarrollo, podemos incluir algunos juegos para favorecer el desarrollo de su equilibrio y su coordinación. A continuación os dejamos algunos ejemplos de cosas que nos pueden ayudar en este momento de sus vidas. Los dos primeros son muy útiles en los primeros años de vida, para los otros necesitarán haber crecido un poco:

Vacas saltarinas: Estas u otros similares permiten a los peques desplazarse por casa rápidamente y mejorar su tono muscular general y su equilibrio ¡mientras se lo pasan en grande! A partir de los 12 meses podrán desplazarse a toda velocidad por la casa con su saltador al tiempo que se van desarrollando sin que nos demos cuenta.

   vaca azul      VACA VIOLETA

- Bicicletas sin pedales: Las bicicletas sin pedales son muy buenas compañeras para los niños a partir del año y medio ó 2 años. Les ayudarán a desarrollar su equilibrio, a ser capaces de utilizar los dos lados del cuerpo por igual, a mejorar el tono muscular de las piernas. Son un medio de desplazamiento que les gusta y con el que hacen ejercicio. Al estar en movimiento también desarrollarán su capacidad pulmonar y cardiaca.

   Captura de pantalla 2015-09-23 a las 23.40.21      Captura de pantalla 2015-09-23 a las 23.40.40

Rebotador: El rebotador es una estructura metálica cuadrada con una red elástica sobre la que poder lanzar sacos o pelotas y recogerlos después. Es una herramienta con la que podremos trabajar muchas habilidades visuomotoras. Nos ayudará a trabajar el cálculo de distancias, a calcular nuestra fuerza, controlar con qué velocidad tengo que lanzar para que llegue hasta mí… Con él se pueden hacer múltiples juegos, desde colocarse delante y lanzar y recoger un saco hasta donde nuestra imaginación nos lleve. En otro post entraremos en detalle de qué juegos podemos hacer con el rebotador.

Captura de pantalla 2015-05-09 a las 22.23.06

Ogodisk: En este juego tenemos dos discos, con una red elástica en su interior. Con ellos podemos hacer varios juegos, el primero y más sencillo es usarlos a modo de frisbee. También podremos usarlos a modo de raqueta, jugando entre dos personas a pasarnos la bola el uno al otro. De manera individual también se pueden utilizar, cogiendo uno en cada mano podremos pasarnos la bola de una mano a la otra, esto lo podremos hacer mirando la bola todo el rato o sin mirarla, de manera que también estamos trabajando la visión periférica. Y a partir de aquí podremos echarle imaginación e inventar cuantos juegos queramos. Con todos ellos estaremos trabajando la coordinación mano-ojo y el cálculo de distancias, estaremos trabajando nuestra coordinación visuomotora.

41-8dhNA9CL

Hemos visto algunos ejemplos de juegos que podemos hacer para apoyar el desarrollo motor y visomotor de grandes y pequeños. Os invitamos a escribir en los comentarios más juegos que se os ocurran para mejorar nuestra coordinación motora general y nuestra coordinación visuomotora.

¡Hasta la próxima!

Si quieres recibir mis entradas directamente en tu mail, rellena este formulario:

El Almacén de Juegos

El Almacén de Juegos