VOJO, un juego con mucho que contar.

Hoy os traigo un juego que trae mucha historia. Y es que Vojo es un juego que ha surgido de la colaboración entre la Fundación Telefónica y la Fundación Vipeika y la recaudación íntegra de la venta del juego irá destinada a los proyectos que tiene la Fundación Vipeika en África, concretamente, este año se centrarán en este proyecto: https://fundacionvipeika.org/nuestros-proyectos/proyectos-turkana-kenia/.

Una vez hechas las presentaciones de por qué existe Vojo, vamos a ver qué nos ofrece este juego y cómo se juega.

Vojo

Lo primero que llama la atención en “Vojo” es la sencillez de su caja, es una baraja de cartas metida en una caja a medida. Fácil de transportar para poder llevarla con nosotros a todas partes. La cosa empieza bien.

Vamos a ver la baraja.

En la mayoría de las cartas encontraremos cartas de camino con diferentes territorios:

Vojo 3

Podemos ver que las cartas tienen diferentes números en las esquinas. El número con el fondo blanco indica el orden del camino (veremos más adelante su utilidad). Y el número que tiene el fondo naranja nos indicará los puntos de cada carta, además de indicar el coste de construcción de esa parte del camino.

De cada uno de los territorios tendremos también la carta del carro y del pozo, que no tendrán coste de construcción ni número de orden. Más tarde veremos para qué se utilizan.

Vojo 4

Además de estas cartas podemos encontrar las cartas de acciones…

Vojo 1

…y las cartas comodín:

Vojo_3

Veamos para qué sirven cada una de ellas, de izquierda a derecha y de arriba a abajo:

  • Tronco: esta carta la utilizaremos para “fastidiar” a nuestros adversarios. Con ella conseguiremos que en su próximo turno no pueda construir una parte más de su camino ni jugar ninguna carta de acción.
  • Brújula imantada: esta carta tiene que ser jugada al indico del turno y nos permite cambiar cartas de nuestro camino por cartas del camino de otro jugador.
  • Vaca: la vaca distrae y molesta, por lo que si juegas esta carta contra otro jugador le harás perder su próximo turno.
  • Cambio de mapa: con esta carta, que tendrás que jugar al inicio del turno, podrás cambiar todas las cartas de tu mano o las monedas, por las cartas de la mano o monedas de otro jugador respectivamente.
  • Mono: con esta carta podrás robar hasta un máximo de 3 cartas de las monedas o cartas de la mano de otro jugador.
  • Plátano: esta carta nos servirá para defendernos de la carta del mono e invertir su efecto, si nos atacan con un mono y nos defendemos con un plátanos podremos robarle las cartas nosotros al jugador que nos atacó.
  • Terremoto: cuando se juega esta carta todos los jugadores, menos el que la ha sacado, tienen que retirar una carta del camino del jugador de su derecha.
  • Hormiga: con esta carta nos defenderemos del de la acción del terremoto.
  • Comodines: estas cartas se podrán utilizar para construir cualquier parte de nuestro camino.

En el reverso de todas estas cartas nos encontramos con monedas. Estas monedas nos servirán para ir comprando los partes que formarán nuestro camino. Podremos elegir cómo vamos a usar las cartas, si utilizando el anverso o las monedas del reverso.

Vojo 2

 

Una vez vistas todas las cartas de la baraja vamos a lo importante, cómo se juega. Al inicio de la partida se reparten a cada jugador 2 monedas y 4 cartas para la mano. Como os habréis imaginado, el objetivo de juego es ser el primero en construir un camino. El tamaño del camino necesario dependerá del número de jugadores.

Cada jugador en su turno puede hacer las siguientes acciones:

  1. Jugar, si la tiene y quiere usarla, la carta de brújula imantada o cambio de mapa.
  2. Descartar cartas.
  3. Robar, hasta un máximo de 3 cartas. Podremos robar cartas para dejar en nuestro montón de monedas o cartas para la mano.
  4. Una o dos de estas acciones:
    1. Jugar cartas de acción.
    2. Construir un máximo de 2 cartas de camino.

Los caminos están formados por una carta de inicio de camino (carta de carro, de pozo o una carta de camino), el número de cartas de camino correspondiente y una carta de fin de camino, que podrán ser las mismas que de inicio de camino. Para poder construir el camino, tenemos que respetar el orden ascendente o descendente de los números que tienen las cartas de camino, los números con el fondo blanco.

Se irán jugando los turnos hasta que un jugador consiga llegar al número de partes del camino que exige el número de jugadores que esté en la partida. Una vez llegado este momento, el resto de jugadores tendrá un último turno y se hará el recuento de puntos, el jugador que más puntos consiga será el ganador.

 

Personalmente creo que es un juego de normas sencillas pero con cierta estrategia que hacen que no dependa totalmente del azar de las cartas. Es un juego que puede darnos buenos momentos con la familia o amigos. Un buen regalo para estas Navidades.

 

Si quieres recibir las entradas del blog directamente en tu mail, rellena este sencillo formulario:

El Almacén de Juegos

El Almacén de Juegos


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>